Como realizar mantenimiento a los interruptores eléctricos en baja tension

El mantenimiento eficaz de los interruptores exige una atención cuidadosa a los detalles menores combinados con un programa de pruebas exhaustivo.

El mantenimiento de los interruptores, disyuntores, breakers o protecciones eléctricas merece una consideración especial debido a su gran importancia para la conmutación y la protección de las acometidas y los equipos.

Los procedimientos de mantenimiento básicos y las pruebas eléctricas adecuadas son esenciales para la máxima fiabilidad de las protecciones de caja moldeada.

El mantenimiento y las pruebas de estos interruptores, disyuntores, breakers o protecciones eléctricas son comparativamente simples, pero a veces se cree que son difíciles o complejos.

El mantenimiento en los interruptores automáticos no es muy común ya que se suele pensar que no lo requiere.

Los interruptores que permanezcan inactivos durante 6 meses o más deben abrirse y cerrarse varias veces sucesivamente para verificar el funcionamiento correcto y eliminar cualquier acumulación de polvo o material extraño en las piezas móviles y los contactos.

Frecuencia de mantenimiento

Las protecciones, interruptor, breakers o disyuntores en baja tensión están diseñados para requerir poco o ningún mantenimiento de rutina a lo largo de su vida útil.

Por lo tanto, la necesidad de mantenimiento preventivo variará dependiendo de las condiciones de operación.

Debido a que una acumulación de polvo en las superficies de los mecanismos puede afectar el funcionamiento del interruptor estos deben ser operados al menos una vez al año.

Las pruebas de rutina preventiva se deben realizar cada 3 a 5 años.

Pruebas de Mantenimiento para los interruptores o protecciones en Baja tensión.

Las pruebas de mantenimiento de rutina permiten al personal determinar si los interruptores, disyuntores, breakers o protecciones eléctricas son capaces de realizar sus funciones básicas de protección al circuito y/o equipo.

Los siguientes ensayos se pueden realizar durante el mantenimiento rutinario y están dirigidos a asegurar que los interruptores funcionen correctamente.

Los siguientes ensayos deben realizarse únicamente en los interruptores y equipos que permitan estar desconectados.


Prueba de resistencia de aislamiento

Para probar un interruptor, disyuntor, breaker o proteccion eléctrica clasificada a 600V o menos, un probador de resistencia de aislamiento que tiene una salida de 1000V DC es una buena opción.

Primero, con el interruptor cerrado, compruebe el aislamiento entre las fases. A continuación, pruebe el aislamiento entre la línea de entrada y los terminales de carga con la protección abierta.

Debido a que el marco de una protección no es conductor, no es necesario realizar una prueba de fase a tierra.

También se debe realizar una prueba entre las fases de entrada y los terminales de la carga con el interruptor en la posición abierta.

Los conductores aguas abajo (carga) y aguas arriba (Entrada) deben desconectarse del interruptor cuando se realicen las pruebas de resistencia de aislamiento, para evitar que las medidas de prueba muestren también la resistencia del circuito conectado o se pueda producir un daño al equipo.

Comúnmente los valores de resistencia deberán estar por encima de 50 megaohms se consideran inseguros y se debe inspeccionar el interruptor para detectar posible contaminación en sus superficies, esto dependerá del fabricante y tipo de interruptor.

Prueba resistencia de contacto

Prueba de resistencia de contacto

Siempre ha habido una discrepancia entre los procedimientos de prueba sugeridos por el fabricante en comparación con la prueba de campo real.

Por lo general, los fabricantes y algunas especificaciones de prueba requieren que la prueba de resistencia de contacto se realice con una corriente de prueba de CC igual a la clasificación del interruptor.

Para los fabricantes de disyuntores, esta prueba proporciona la información más precisa sobre el estado de los contactos.

Sin embargo, realizar un ensayo de resistencia de contacto de este tipo en el campo es poco práctico.

Una fuente de corriente continua que proporciona corrientes de esta magnitud es grande y costosa.

Por lo tanto, para las pruebas de campo, debe usarse un ohmímetro digital de baja resistencia que tenga la capacidad de suministrar 10A de corriente continua y una resolución de 1 microhm.

Un ohmímetro de este tipo con esta capacidad de salida y precisión está comúnmente disponible.

El tamaño físico de tales dispositivos de prueba no es grande, y se pueden transportar sin equipo especial.

Comprensiblemente, con las capacidades reducidas del ohmímetro digital de baja resistencia más pequeño, los resultados de la prueba de campo no se correlacionarán con el método del fabricante.

Como resultado, una buena regla general a seguir es investigar cualquier interruptor cuando aparezca una desviación del 50% de los valores de resistencia entre cualquier polo.

Nota: Es importante que esta prueba se realice antes de la prueba de disparo de sobrecorriente. Esto se debe a que la mayoría de los MCCB utilizan un disparador térmico / magnético.

Después de una prueba de disparo por sobrecorriente, la tira bimetálica, que realiza el disparo térmico, ha absorbido energía significativa y está a una temperatura superior a la ambiente.

Este aumento de temperatura causará errores en una medición de resistencia de contacto.

Si se realiza la prueba de sobrecorriente antes de un ensayo de resistencia de contacto, se debe permitir que el disyuntor se enfríe durante 20 minutos antes de comprobar la resistencia de contacto.

Pruebas protecciones electricas

Prueba de Conexiones

Las conexiones con el disyuntor deben ser inspeccionadas para determinar que existe una buena unión y que no está ocurriendo sobrecalentamiento.

Si el sobrecalentamiento se está indicando por decoloración o signos de arco, las conexiones deben moverse, conectarse correctamente y limpiar las superficies de conexión.

La Inspección visual, lubricación y limpieza de un interruptor, disyuntor, breaker o protección eléctrica son algunas de las pruebas más simples y por lo tanto, a veces se pasan por alto. Sin embargo, son una parte vital del mantenimiento del interruptor. Estas pruebas básicas no toman mucho tiempo para hacer, pero pueden señalar y ayudar a evitar problemas catastróficos.

Pruebas protecciones electricas 3

Prueba de disparo por sobrecarga

Esta prueba asegura que las sobrecargas de la serie operan el interruptor dentro de las tolerancias especificadas.

Se realiza inyectando corriente en el disyuntor para simular la condición de sobrecarga o falla.

Para los interruptores, disyuntores, breakers o protecciones eléctricas, la prueba típica de sobrecorriente requiere que la unidad de disparo sea probada para una sobrecarga y una condición de falla catastrófica.

La porción de sobrecarga de la unidad de disparo se prueba inyectando corriente igual al 300% de la corriente continua nominal del interruptor.

La parte instantánea de la unidad de disparo se prueba inyectando impulsos cortos de corriente (5 a 10 ciclos) por debajo del punto de disparo instantáneo y aumentando lentamente la cantidad de corriente hasta que el CB se dispara.

Cuando se realiza la prueba de disparo de sobrecarga, el tiempo transcurrido desde la aplicación de la corriente hasta el disparo del interruptor es el dato crítico necesario para determinar el funcionamiento correcto.

Estos datos están disponibles en la National Electrical Manufacturers Association (NEMA). La Norma NEMA AB4-1991 proporciona los tiempos de disparo máximos para los disyuntores y describe los procedimientos adecuados para las pruebas de campo de los MCCB.

Cuando se prueba el punto de disparo instantáneo, el método de pulsos es el método preferido. Los impulsos de corriente de prueba se ajustan ligeramente por debajo del punto de disparo instantáneo y la corriente pulsada se incrementa hasta que el interruptor se dispara.

La corriente de disparo real no suele ser crítica en las pruebas de campo. La principal preocupación es que el interruptor disparará por una falla instantánea. La corriente de disparo real puede variar de + 40% a -30%.

Para los interruptores automáticos con disparos instantáneos no ajustables, las tolerancias se aplican al intervalo de disparo publicado por el fabricante, es decir: + 40% en el lado alto, -30% en el lado bajo.

Funcionamiento mecánico

El funcionamiento mecánico del interruptor, disyuntor, breaker o protección eléctrica debe comprobarse bajando y subiendo la palanca del interruptor (apertura y cierre) varias veces.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

6 comentarios en “Como realizar mantenimiento a los interruptores eléctricos en baja tension”

Deja un comentario

La selección o impresión solo esta activa para usuarios Premium